Llegada a Koh Tao, Tailandia

Luego de unas 9 horas en bus desde Bangkok,  llegamos al puerto donde salía el ferry a la Isla de Koh Tao. Esperamos hasta las 7am que era la partida del ferry y a eso de las 12 del mediodía ya estábamos en la Isla de Koh Tao.

Lluvia torrencial!, diciembre es época de monzones, así que los primeros días fueron duros.

Estuvimos alojados en unos bungalows (Save Bungalows) cerquita del puerto, Mae Haad, las primeras 2 semanas.

Cuando paró de llover, luego de 5 días, alquilamos una moto y empezamos con la búsqueda de nuestra nueva casa.

Por suerte, a las dos semanas, estábamos instalados en Sairee Beach en una casa con cocina, aire, patio…un lujo!.

Ya instalados Juli empezó algunos curso como el de Rescate en la escuela Pura Vida, y luego eligió BIG BLUE para hacer el curso de fotografía y video submarino.

En cuanto a mí, elegí YOGA para esta estadía, que en principio sería de 3 meses, y terminó alargándose por 6 meses.

Koh Tao es maravilloso. Los atardeceres no tienen desperdicio, la comida es riquísima. Me enamoré del red curry, del pollo frito que hacen en el complejo donde está el 7 eleven, de las comidas con coco y cashewnuts. También de alguna comida vietnamita que encontrás. La isla está llena de extranjeros y la vida es muy relajada.

Fueron 6 meses descalzos y en malla. La calidad de vida que tuvimos y la tranquilidad del lugar… fundamental.

Juli llegó con 50 buceos y se fue con más de 300!!!. Yo hice mi open water que estuvo fantástico, mis clases de yoga, hicimos amigos y la pasamos bomba. 

SI volveríamos a Koh Tao? POR SUPUESTO!.Uno de los mejores lugares hasta aquí!.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *