De Nepal a Tailandia!

Como el avión salía desde Katmandú, pasamos 2 noches nuevamente en esta linda ciudad, que tanto nos había gustado, despidiéndonos de Nepal, un lugar que adoramos y que, sin duda volveremos.

El viaje en avión (Jet Airways) fue ameno, la comida en el avión rica, y por suerte, no hubo tanto tiempo de espera.
En el aeropuerto de Bangkok (Aeropuerto Internacional Suvarnabhumi)  entramos con el pasaporte argentino y sólo nos pidieron el certificado internacional de la fiebre amarilla. Por suerte, a los argentinos nos dan una estadía de 3 meses en Tailandia.
Desde el aeropuerto hacia el centro de Bangkok, tomamos una combi con destino a Kao San Road. Nuestro hotel estaba ahí, ya que es el lugar donde se concentran los lugares y comercios para turistas.

¿Qué decir de Bangkok? No es tan tranquila como Katmandú y es un poco más extravagante. Comida en la calle, puestos de ropa, puestos de bichos comestibles como lombrices y escorpiones, gente alegre y dispuesta a pasarla bien, masajes por todos lados (podés sentarte a tomar una cerveza en la calle recostado, mientras las mujeres thai te hacen unos masajes en los pies).

WOWWW, amamos Bangkok!! Pasamos sólo 2 días allí, pero nos pareció muy cool, y muy distinto a todo.

Nuestra idea era continuar camino hacia la Isla de Koh Tao, isla por excelencia para el buceo. Koh Tao es una isla en la provincia de Surat Thani, situada en la orilla este del golfo de Tailandia

Nuestro plan era que Juli, que ya era buzo deportivo, hiciera unos cursos allí.

Sacamos el pasaje en bus y ferry y llegamos, con una lluvia torrencial (diciembre es época de monzones) a la Isla.

Pero lo mejor… estaba por pasar!. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *