Tenemos muchas ideas en la cabeza, acerca de lo que nos gustaría hacer, acerca de generar nuestro propio trabajo independiente, ideas para hacer películas, para obras de teatro, para proyectos online, para abrir un negocio, para dedicarnos a lo nuestro, para hacer un cambio de vida, etc. Y es muy importante que las tengamos. Pero las ideas en la cabeza pueden vivir semanas, años, transformarse en nuevas ideas, y seguir siendo ideas.
Einstein dice que «la mente que se abre a una nueva idea jamás vuelve a su tamaño original». Y es cierto, uno puede tener ideas buenas, malas, creativas, geniales, pero todas nos abren nuevas perspectivas. Pero, también es cierto, que los proyectos no se concretan hasta que nos ocupamos de ellos.

Por qué no puedo concretar mis ideas?

Lo que te está faltando es darle vida a esa idea, volcarla a un papel y empezar a trabajar en pos de tus objetivos. Tenemos que ser conscientes de que esa idea puede ser maravillosa, pero que «no existe» hasta que la materializamos.
Cuál es la diferencia entre alguien que tiene una idea increíble y otra persona que tuvo una idea simple pero la llevó a cabo? la ACCIÓN.
Siempre es mejor hacer, arrancar, que no hacer nada. Una idea no es una película, una idea no es un proyecto, una idea es sólo una semilla, que va a crecer si la regamos.
Que te hagas las preguntas correctas en el momento preciso, es de gran ayuda. Preguntarte antes de tiempo: cómo lo haré?, puede ser el detonante que te lleve a abandonar la idea, porque aún no sabés cómo lo vas a hacer, y lo nuevo, asusta.
Cuando estábamos por viajar a Asia para nuestro proyecto de 10 capítulos, las dudas empezaron a aparecer: cómo haremos para filmar en los templos, cómo vamos a editar mientras viajamos?, cómo nos organizamos con el dinero?, etc. Esas dudas se esfumaron cuando estábamos haciéndolo. Estábamos ocupados en nuestras tarea, no hubo tiempo de preguntarse nada. Las respuestas aparecieron una a una, a su tiempo.
Por dónde empiezo?. Por el principio. Estás pensando en tu idea?

Agarrá lápiz y papel (sé que muchos usan la computadora o celular, yo prefiero antes escribirlo, pero hacé lo que te resulte más práctico).

Cuál es tu idea?

Necesitamos definir.
En la cabeza las ideas se confunden, se ven difusas o poco claras, o demasiado amplias, hasta a veces, más imposibles de lo que realmente son. Tal vez quieras hacer algo artístico, o quieras crecer en tu negocio, esas son tus ideas, pero no sabés exactamente qué hacer. Intentémoslo.

Voy a poner dos ejemplos distintos.

X: Mi idea es hacer un proyecto audiovisual.
N: QUÉ EXACTAMENTE?
X: Mi idea es filmar un documental acerca del medio ambiente.
N: OK!

X: Mi idea es que mi negocio independiente crezca
N: QUÉ TE GUSTARÍA HACER?
X: Mi idea es abrir mi negocio online para expandirme en toda la ciudad y así captar nuevos públicos.
N: OK!

Vamos al siguiente paso.

Qué herramientas tengo para ponerme a trabajar?

En el primer caso por ej: tengo mi propia cámara, tengo un grupo de compañeros o gente que le interesaría hacerlo, mi tío trabaja para una ONG ambiental, tengo contactos e información acerca del medio ambiente, contaminación, etc. Escribí tus herramientas, una por una.
El tiempo es una herramienta, el dinero, las ganas, las personas que pueden ayudarte, el equipo que puedas armar, las locaciones que puedas conseguir, las entrevistas que puedas hacer, etc.

En el segundo caso, por ejemplo: tengo los productos para vender, puedo conseguir una cámara de fotos para fotografiarlos o alguien que lo haga, o ya tengo fotos, conozco a gente que se encarga del diseño de páginas, tengo una fan page, uso paypal, etc.

Qué necesito para empezar?

Puedo creer que necesito mucho dinero para llevarlo adelante, pero tal vez me doy cuenta en la organización que con muchísimo menos lo pongo en marcha. Cómo sé cuánto necesito si todavía no arranqué?.
Alerta! a todas las excusas que puedan aparecer en tu cabecita o dudas que los demás puedan plantarte. A la gente le encanta opinar acerca de los proyectos ajenos y siempre tienen un mejor plan, en sus cabezas y para los demás. Y a nosotros nos da un poco de miedo y ansiedad explorar nuevos terrenos, es normal.
En estas primeras etapas tratá de que toda excusa o dificultad sea algo que tengas que investigar. Ej: Pensás que necesitás mucho dinero? en vez de pensar negativamente -sin dinero no lo voy a hacer!-, buscá opciones de algún subsidio o plataforma que te permita recaudar lo que necesitás, pero antes…ARMÁ el proyecto.
Pensás que es demasiado complicado manejarte online porque no sos tan ducho con la tecnología? hablá con alguien que lo esté haciendo, quizás necesites alguien que te ayude.
Ningún dato es determinante hasta que se demuestre lo contrario. Trabajaremos con datos concretos, no con ideas vagas ni con opiniones sin fundamento.

ORGANIZACIÓN

Para una buena organización necesitás visualizar tus objetivos claramente, y tener metas a corto y largo plazo.
Cuando uno arranca, son tantas las cosas que habría que hacer, que nos embalamos. Take it easy! Vamos por partes Jack!
Para llegar a resultados, tengo que realizar pequeñas acciones, día a día, semana a semana, mes a mes. Nada se da por arte de magia.
Muchas veces por ansiedad al comienzo, nos paramos en la cima de la montaña con un pie en el aire y pensamos «oh no puedo». Ey! Volvé, puede parecer vertiginoso todo, pero te aseguro que si vas pasito a paso, nunca vas a tener que saltar de golpe. Estamos preparando el terreno, para que la concreción de tu idea sea el resultado de un proceso, y para que cuando saltes a la pileta haya agua y hasta puedas nadar.
Las cosas no se concretan solas, tengo que trabajar todos los días, regarlas como una pequeña plantita. Imaginate ponerte al lado de tu plantita y decirle «creceeeeee». No va a ocurrir. Todo tiene su ciclo.

En el caso del proyecto audiovisual la organización puede estar dada en principio por el equipo de trabajo. Y en este sentido, el rol que ocupe cada uno es fundamental. Tendremos un director, (tal vez sea el que tenga una visión más amplia de todo lo que hay que hacer), productor general, productor ejecutivo, asistentes, camarógrafos, guionistas, etc. Al definir los roles, cada persona tiene una tarea y responsabilidades que cumplir. Muchas veces esta es la gran diferencia para que un proyecto se lleve a cabo. Hay que transformar el «todos hacemos todo, pero nadie hace nada» por «cada uno hace su tarea para concretar el objetivo o los objetivos del equipo».
Esto pasa sobretodo en grupos que recién arrancan.
Un superobjetivo para todos sería «realizar el documental» en 1 año.

Pero hay que plantear el caminito por partes y por áreas.
Ej: Una meta a corto plazo sería definir la historia que vamos a contar.
META HOY: Concretar reuniones con parte del equipo
META SEMANAL: Hacer un listado de organismos que se ocupen del medio ambiente, o algún conflicto ambiental en particular.
META MENSUAL: Tener un primer boceto de la historia, con puntos claves y posibles entrevistas.

En el caso del negocio online, podemos empezar por definir una plataforma, puede ser una página comercial en facebook, una webpage, ofrecer mis productos en páginas como mercado libre, amazon, e-bay, etc. Analizar las posibilidades de acuerdo a mi público objetivo.
Un superobjetivo puede ser expandir el negocio a diferentes puntos en toda la ciudad, aumentando las ventas un X% en 6 meses.
META HOY: Consultar los beneficios y oportunidades que me brinda cada plataforma
META SEMANAL: Conseguir diseñador web
META MENSUAL: Que mis productos estén online
Y así podemos continuar con las metas de acuerdo al área y cómo vaya avanzando el proyecto.
Espero que te hayan servido estas herramientas, y recordá que muchas veces hay que animarse y empezar a hacerlo para que las cosas se vayan dando.
De todas formas, aunque a veces uno le escape a esta estructuración, es absolutamente necesaria en muchos casos, sobretodo si queremos trabajar de forma profesional.

Y vos qué ideas tenés? Te animarías a llevarlas a cabo?

Buen proyecto, Nati!!

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *